Si lo prefieres, te llamamos

Soluciones estéticas

Aumento de pecho

Los Servicios Estéticos de Sanitas están especialmente recomendados para aquellas personas que deseen mejorar su imagen cuidando, ante todo, de su salud. Dos de los más solicitados son:
Aumento de pecho y reducción de pecho

 

Para ello, Sanitas cuenta con destacados especialistas, centros de primer nivel y una amplia gama de cirugías y tratamientos médico estéticos a los que podrás acceder, con una financiación muy ventajosa, seas o no seas cliente de Sanitas*.

 

Formulario de contacto

 

El aumento de pecho es el procedimiento quirúrgico mediante el cual aumentamos y reafirmamos la mama de la mujer. Se trata de una cirugía sencilla, que consiste en la realización de una pequeña incisión por la que se introducirá la prótesis. Para insertarla y posicionarla, se realiza una incisión muy pequeña por lo que la cicatriz posterior, en la inmensa mayoría de los casos, resulta casi invisible. A través de esta abertura, el cirujano crea una cavidad donde irá alojada la prótesis, directamente debajo del tejido mamario o debajo del músculo pectoral. Este tipo de cirugía se realiza habitualmente con anestesia general, y en algunos casos con anestesia local con sedación, según criterio médico. La intervención para el aumento de pecho dura de 1 a 2 horas y el resultado es visible de inmediato.

¿Para quién está indicado un aumento de mamas?
El aumento de pecho es la solución ideal para personas que tienen un volumen mamario insatisfactorio o para restaurar el volumen natural de los senos, perdido tras un embarazo, por cambios de peso o por la edad. También hay personas que se someten a esta operación para corregir la diferencia de tamaño de los dos senos o como cirugía reconstructiva consecuencia de un cáncer de mama o de otra enfermedad que pueda afectar al tamaño o forma de los senos. Lo fundamental es que disponemos de una técnica muy estudiada y segura para conseguir este objetivo. 


Los resultados del aumento de pecho son sumamente satisfactorios e inmediatos, ya que los implantes mamarios proporcionan unos pechos con un tamaño y una apariencia más estética, y un tacto completamente natural. Los apósitos se retiran en pocos días, que deberán ser sustituidos por un sujetador especial. Los puntos se quitan a partir de la primera semana, y las posibles molestias se controlan adecuadamente con la medicación prescrita por el cirujano plástico.

Generalmente las dos primeras semanas la zona intervenida puede presentar una ligera hinchazón, que disminuye a la tercera semana. Es normal sentir alguna molestia al mover los brazos, pero desaparecerá paulatinamente. 

 

Liposucción

Los servicios Estéticos de Sanitas están especialmente recomendados para aquellos personas que deseen mejorar su imagen cuidando, ante todo, de su salud.
Para ello, Sanitas cuanta con destacados especialistas, centros de primer nivel y una amplia gama de cirugías y tratamientos médico estéticos a los que podrás acceder, con una financiación muy ventajosa, seas o no seas cliente de Sanitas*.

La liposucción es una técnica de cirugía estética que se emplea para eliminar cúmulos grasos localizados mediante un sistema médico de aspiración. La operación consiste en la utilización de un pequeño tubo de acero inoxidable, llamado cánula, el cual está conectado a una potente bomba de succión que absorberá la grasa a través de pequeñas incisiones que el experto cirujano realizará en la piel.

Para introducirlas sólo se requieren unas incisiones mínimas, por lo que las posibles cicatrices serán prácticamente imperceptibles. Generalmente, la liposucción se realiza con anestesia local y sedación, aunque puede variar según sean las características propias de cada paciente y del área a tratar.

Esta operación suele tener una duración aproximada de entre una a dos horas. Una vez realizada la operación, se coloca una prenda compresiva que ayudará a la piel a ajustarse a su nuevo contorno corporal, que deberá llevarse durante unas cuatro semanas. Es normal que aparezcan hematomas e inflamación en la zona intervenida que irán desapareciendo paulatinamente. Los masajes de drenaje linfático le ayudarán a una completa recuperación después de la liposucción.

 

Blefaroplastia

Los servicios Estéticos de Sanitas están especialmente recomendados para aquellos personas que deseen mejorar su imagen cuidando, ante todo, de su salud.
Para ello, Sanitas cuanta con destacados especialistas, centros de primer nivel y una amplia gama de cirugías y tratamientos médico estéticos a los que podrás acceder, con una financiación muy ventajosa, seas o no seas cliente de Sanitas*.


La Blefaroplastia, o cirugía de párpados, es una técnica quirúrgica que soluciona posibles defectos en los párpados, como la aparición de bolsas de grasa, o el exceso de piel. Es una cirugía estética que mejora el aspecto de los párpados, ya que elimina el exceso de piel y, al mismo tiempo los depósitos de grasa en el interior de la parte superior de los párpados y en los inferiores. La blefaroplastia se inicia realizando unas incisiones en la piel de los párpados para liberar y eliminar el exceso de piel y tensar el músculo orbicular.

Seguidamente, se extrae la grasa en la cantidad adecuada para eliminar las bolsas palpebrales. Y por último, las incisiones se cierran con suturas muy finas. Se suele cicatrizar sin problemas, y normalmente son prácticamente invisibles a los tres meses, ya que los párpados están considerados como la zona del cuerpo con mejor cicatrización. Tras la blefaroplastia se aplica una pomada oftálmica y unos apósitos con suero fisiológico muy frío con el fin de reducir las molestias y la inflamación. Pero no es necesario tapar los ojos impidiendo la visión.

 

Rinoplastia

Los servicios Estéticos de Sanitas están especialmente recomendados para aquellos personas que deseen mejorar su imagen cuidando, ante todo, de su salud.
Para ello, Sanitas cuanta con destacados especialistas, centros de primer nivel y una amplia gama de cirugías y tratamientos médico estéticos a los que podrás acceder, con una financiación muy ventajosa, seas o no seas cliente de Sanitas*.
La rinoplastia o cirugía de la nariz, es un procedimiento quirúrgico plástico, que tiene como función modificar el aspecto y la funcionalidad del apéndice nasal. Se suele llevar a cabo para cambiar el tabique nasal y mejorar el paso de aire, o para modificar los huesos y mejorar la estética facial. En muchos casos se realizan los dos procesos a la vez. La rinoplastia se efectúa bajo anestesia general y, en casos seleccionados, anestesia local y sedación. La rinoplastia estética se lleva a cabo a través de incisiones internas, por lo que no queda ninguna cicatriz externa visible.

 

Formulario de contacto

Ofertas para empresas